BIENVENIDOS A MSM SEGURIDAD

CÁMARAS IP


Las cámaras IP no son más que cámaras de vigilancia con la particularidad de estar diseñadas para enviar las señales a través de la red LAN del cliente o a través de Internet.

Esta circunstancia facilita la visualización remota de las imágenes recogidas por las cámaras en tiempo real. Además, la inclusión de aplicaciones para la grabación de imágenes en intervalos programados previamente o en caso de detección de intrusión, permite el envío por e-mail de las secuencias de imágenes capturadas.

Flexibilidad de instalación y ampliación.

Este tipo de cámaras permiten realizar su conexión directamente a un Router ADSL o a través de un concentrador (hub o switch) de la red local (LAN), lo que flexibiliza tanto la instalación inicial como posteriores ampliaciones.

La primera opción permitirá, por ejemplo, instalar en domicilios particulares o pequeños comercios una o varias cámaras para controlar los considerados como puntos conflictivos, y conectarlas directamente a un router, pudiendo visualizar remotamente dichas cámaras.

Reducción de los Costes de Instalación

  • 80%

Como ya hemos comentado, este tipo de cámaras permiten aprovechar la infraestructura de la red local ya existente en la instalación del cliente. Además, no es necesaria (aunque si puede ser recomendable) la utilización de equipos grabadores, lo cuales sí son imprescindibles en caso de utilizar otro tipo de cámaras. Estas circunstancias disminuyen el costo final de la instalación inicial, además de reducir, también, el de las posibles ampliaciones del sistema realizado posteriormente.

POTENCIACIÓN DEL ACCESO REMOTO


Dependiendo de los requerimientos que esté buscando el cliente, si se dispone de una conexión a Internet, ya es posible la visualización remota de las imágenes captadas por las cámaras.

Además, las características técnicas actuales de este tipo de dispositivos permite la visualización remota desde prácticamente cualquier dispositivo que también disponga de conexión a internet. De esta forma, se agiliza y facilita la verificación de la situación de los recintos objeto de vigilancia, ya sea a través de un PC remoto, un dispositivo móvil, etc…

Únicamente deberemos tener en cuenta la necesidad de disponer de una IP fija, para lo cual podemos ponernos en contacto con el operador de ADSL, o utilizar un servicio de DNS dinámico, como puede ser DynDns, NO-IP, o similar, que en muchos casos suele ser la opción más económica.

20 AÑOS NOS AVALAN

Si desean ampliar esta información, no dude en ponerse en contacto con nosotros.